El 100% de los beneficios se destina a financiar la urgente labor de Survival International, el movimiento global por los derechos indígenas.