Todos los beneficios financian el trabajo de Survival International, el movimiento global por los pueblos indígenas.